Carreras y Trabajos

Carreras y Trabajos

Una de las preguntas que la gente hace con más frecuencia es la siguiente: "¿Cómo relaciono mi don espiritual con mi carrera o trabajo? A continuación relacionamos los dones a 180 de las carreras y los trabajos más comunes. Si no encuentra su trabajo en las lista, es probable que encuentre uno similar y pueda sacar las conclusiones apropiadas.

Pero primero, queremos que considere una manera específica de relacionar sus dones a cualquier trabajo que pudiera escoger, incluso el que tiene en este momento. He aquí algunas pautas generales para determinar qué probabilidad tiene de éxito y sentirse satisfecho en un trabajo o una carrera.

SUS RASGOS PERSONALES

Como parte de su don, Dios le ha dado ciertos rasgos personales o maneras de actuar. El hacer uso de estos rasgos es lo que le da satisfacción y le hace sentir que ha logrado algo. Cada vez que esté considerando algún empleo, debe hacerse la siguiente pregunta: "¿Hasta qué punto permitirá este trabajo hacer lo que estoy motivado a hacer?

Para ayudarlo a responder a esa pregunta hemos preparado las siguientes listas que indican lo que le gusta hacer a cada don. Lea lo que aparece bajo su don primario y bajo su don secundario, si es fuerte, y marque todo lo que podría hacer en un trabajo dado. Si llega a marcar muchos de los puntos que aparecen en la lista, es probable que tendrá éxito y se sentirá satisfecho en ese trabajo. Si marcó muy poco de los puntos, es probable que ese trabajo no le vendría bien a usted. Es mucho mejor poder reconocer de antemano si disfrutaría de cierto trabajo que comprometerse a hacerlo y luego sentirse frustrado.

Las estadísticas indican que dos de cada tres personas se sienten insatisfechas en su empleo actual. ¡Qué triste! ¡Cuántas personas pasan todos los años de trabajo haciendo algo para el cual no usan sus dones espirituales!

No creemos que ese sea el plan de Dios. Él quiere que nos sintamos satisfechos en lo que hacemos. Aunque el trabajo de Adán fue maldito, Jesús nos ha hechos libres para disfrutar de nuestro trabajo. Nuestros dones espirituales han de ser una bendición para nosotros y para otras personas.

Estas listas también son útiles al momento de decidir a qué ministerio o trabajo voluntario sería mejor dedicarse, así como cuando se le pide su ayuda con algún proyecto, programa o tarea en la iglesia.