Problemas del don de Enseñanza



Las áreas problemáticas del maestro son exclusivas al don de enseñanza. Sin embargo, al identificar los problemas, el maestro verá que las soluciones no están tan lejos. (Y así es con cada uno de los dones motivacionales: nos daremos cuenta de las soluciones a las áreas problemáticas en cuanto veamos la necesidad de cambiar y cooperar con la obra del Espíritu Santo, quien nos lleva a la madurez).  


1. Tiende a descuidar la aplicación práctica de la verdad.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Puesto que los maestros creen que su trabajo es comunicar la verdad y dejar que las personas hagan su propio uso de ella, generalmente no proveen muchas sugerencias prácticas. Esto frustra mucho a los que tienen el don de exhortación. (Ellos se enfocan en la aplicación de la enseñanza.) También puede frustrar a los que tienen otros dones.

El oyente puede decir: “Ya hemos escuchado muchos datos. Ahora ¿qué hacemos con ellos?” La respuesta del maestro será: “Ustedes tienen una mente; ya descubrirán qué hacer con ellos.”

Pero no todas las mentes trabajan tan lógicamente como la mente del maestro. Muchos necesitan instrucciones directas: paso número uno, número dos, número tres, etc. Los maestros necesitan aprender a darles a sus oyentes por lo menos alguna aplicación práctica.





2. Es tardo para aceptar el punto de vista de otros.   


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



La actitud de “sabelotodo” puede ser una verdadera trampa para aquellos que tienen el don motivacional de enseñanza. Es verdad que sabe mucho, pero nadie sabe todo.

George, que ahora es profesor en una universidad, nos dijo: “Siempre tenía dudas acerca de la enseñanza de otros cristianos. Si hablaban de algo que yo mismo había investigado y que sabía que era verdad, entonces lo aceptaba esa enseñanza. Pero si el tema era nuevo, yo iba a casa y verificaba todas las escrituras por mí mismo.”





3. Tiendo a enorgullecerse de su habilidad intelectual


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



El orgullo es probablemente el problema más grave de aquellos que tienen el don motivacional de enseñanza. Ese fue el problema de Lucifer, y lo llevó de ser ángel a ser Satanás. Sabemos que el orgullo y la soberbia acarrean la destrucción.

Veamos lo que Proverbios tiene que decir sobre esto:

  • “Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría” (Proverbios 11:2).

  • “Antes del quebrantamiento es la soberbia, y antes de la caída la altivez de espíritu” (Proverbios 16:18)

  • “La soberbia del hombre le abate; Pero al humilde de espíritu sustenta la honra” (Proverbios 29:23)

En 1 Corintios 8:1 Pablo dice que el conocimiento envanece, pero el amor edifica. Las cualidades más importantes que un maestro puede buscar son la humildad y el amor. Esta neutralizará el problema del orgullo y la soberbia.

Los maestros pueden fácilmente desarrollar un complejo de superioridad. El problema es que intelectualmente sí son superiores. Sin embargo, deben tener cuidado de no apoyarse en el conocimiento humano y en el razonamiento, sino más bien en el Espíritu Santo. La herramienta primordial del maestro es su mente, pero Proverbios 3:5 nos advierte que no nos apoyemos en nuestro propio entendimiento.





4. Tiende a ser legalista y dogmático.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5


 

Estar en lo correcto es tan importante para el maestro que fácilmente puede llegar a ser una persona que discute a cada rato. El maestro puede pensar: “Yo soy el único que tiene la razón y todos los demás están equivocados.” Tal carencia de mecanismos de control y equilibrio de poderes puede exponer al maestro al engaño. (Tal vez sea por eso que algunos se involucran en sectas.) La verdad de Dios no es exclusiva; puede ser verificada por muchas personas.

¿Alguna vez ha debatido algún tema con un grupo donde cada persona se estaba expresando abiertamente? Y luego vino una persona con el don de enseñanza contaminando y dijo: “Bueno, yo sé que la verdad acerca de este asunto es…”. ¡Nadie puede terminar con un debate con tanta rapidez!





5. Se distrae fácilmente con cosas nuevas.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



¡Los maestros se interesan por tantas cosas! Su prolífica lectura los lleva a investigar muchas áreas diferentes. Su investigación se extiende a un sinfín de temas. A veces no es fácil enfocarse.

Si usted conoce a alguien con el don motivacional de enseñanza, sea paciente en él/ella. Como dice el dicho: ¡Dios aún no ha terminado con ellos!