Los Dones Espírituales

Buscar en este sitio

Pensamiento

El Fruto del Espíritu


"Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley"

Gálatas 5:22,23

 

  •  ¿A qué apuntamos en nuestra vida espiritual?
  •  ¿Qué aspiración tenemos para nuestra propias vidas?
  •  ¿Qué es lo que soñamos alcanzar?

  Podemos hacer la pregunta de otra manera:

  •  ¿A qué apunta el Espíritu Santo en nuestra vida?
  •  ¿Cuáles son las aspiraciones que él tiene para nosotros?
  •  Estamos deseosos de alcanzar esas metas?
  •  ¿Cuáles son?

     

La meta central a que apunta el Espíritu Santo es el fruto: Gálatas 5:22-23. estudiemos estos versículos con bastante cuidado.

  1. OBSERVACIONES PRELIMINARES

Quisiera recalcar cinco observaciones que son importante para nuestro entendimiento de este texto.

El primer lugar, el fruto es del Espíritu Santo. En ningún momento Dios llama al creyente a producir este fruto por un esfuerzo humano. Es el Espíritu Santo que entra en lo subconsciente e inconsciente de la persona (donde la misma persona no puede llegar) y va limpiándolo. corrigiéndolo, reorientándolo. Lo importante en este proceso es que el creyente deba colaborando con el Espíritu Santo. 2 Co 3:18.

El segundo lugar, este fruto no es instantáneo. El Espíritu Santo a través de un proceso va desarrollando  este fruto en nuestra persona. El uso de la palabra metamorfosis en 2 Co 3:18 y Ro 12:3, nos demuestra que el cambio es gradual y no instantáneo.

El tercer lugar, el fruto del Espíritu Santo es permanente mientras los dones son temporales. El fruto del Espíritu Santo que es el amor no solamente durará este tiempo sobre la tierra, sino que será la única cosa que podremos llevar al cielo.  Al morir los dones cesarán. 1Co 13. Es por eso que Pablo en 1 Corintios 14:1  recalca que el amor tiene preeminencia sobre los dones.   

El cuarto lugar, mientras la Iglesia precisa de los dones para el servicio, solamente puede vivir por el fruto. Se debe subrayar que ambos son de gran importancia. Sin embargo, lo que da vida a la Iglesia, es el fruto. El fruto es el cemento que une el edificio.

El quinto lugarel fruto del Espíritu Santo es el amor y este tiene cuatro facetas muy distintas. La primera tiene que ver con la vida interior, o sea gozo y paz. La segunda y tercera tienen que ver con nuestro acercamiento a los hermanos y vecinos: paciencia y benignidad, bondad y fe. La última tiene que ver con nuestro carácter: mansedumbre y templanza.

 

VIDA INTERIOR

 GOZO

 PAZ



A

M

O

R

ACERCAMIENTO A OS DEMÁS

 PACIENCIA

 BENIGNIDAD

 BONDAD

 FE

CARÁCTER

 MANSEDUMBRE

 TEMPLANZA

 

 

  1. GOZO Y PAZ

¿Qué es lo que significa estas dos palabras? Examinemos su sentido bíblico

a) El amor que no se vive con gozo y paz no es el amor, sino el legalismo del deber. Ro 12:11.

b) La vida interior es importante para el Espíritu Santo porque de allí nacen las Aguas Vivas Jn 4:14

c) No debemos confundir lo sensual con la vida interior. El hombre mundano se deleita en convertir sus apetito y sentidos en objeto de placer. Entre creyentes hay muchos que confunden el bienestar de sus apetitos con el gozo. Algunos piensan que andan bien cuando están disfrutando de sus sentidos, y si no lo están sufren depresión. No olvidemos que el gozo y la paz continuarán en el cielo, aunque nuestros apetitos y sentidos desaparecerán con la muerte y resurrección.  

d) Mientras el estado físico y psíquico afecta la vida interior produciendo, por ejemplo, cansancio y depresión, la vida interior puede y debe estar por encima de esa contingencia. Es decir, el gozo y la paz son experiencia de la vida interior y tienen facetas psicológicas, pero son mucho más que una mera experiencia psicológica. 

En consecuencia, el gozo no se debe confundir con la alegría. La alegría es el placer que uno siente cuando todo anda bien física y psíquicamente. Aún más, es el placer que deleita al embriagado cuando toma demasiado alcohol. La alegría se pierde cuando se sufre una enfermedad o una crisis; un dolor o una depresión. El gozo, por contraste, continúa aún en medio del sufrimiento.

Tampoco el gozo es placer y bienestar. Algunos piensan que el gozo es el placer que se siente durante una buena comida. O cuando se está cantando bastante y hay un espíritu alegre. En muchas iglesias se trata de levantar el espíritu con muchos coritos, pensado que eso es el gozo.

 

¿QUÉ ES EL GOZO?

  1. Es el deleite y encanto de una relación vivida en armonía entre el cristiano y Dios.
  2. Es el entusiasmo espiritual que uno experimenta al ver al Señor, descubrirlo y sentirlo cerca. Mt 13:44
  3. Es el placer de ver que la voluntad del Señor se cumple, aún en medio de sufrimientos. Hch 13:52 (48-49); es el regocijo que se siente cuando muchos se convierten. Lc 10:17; 15:7; Hch 15:4.
  4. En muchos casos el gozo se conoce y siente en medio de los sufrimientos. Es un deleite con lagrimas. Fil 2:17, 1P 1:6-9.

 

¿QUÉ ES PAZ?

Digamos primero lo que no es. La paz que describe este pasaje no es la ausencia de conflictos, como en un cementerio. Tampoco es el tomar vacaciones de la realidad, o ose el escapismo. Tampoco es callarse y evadir los problemas.

Es la tranquilidad sobrenatural de una orquesta que va tocando en medio de una tempestad. Es esa armonía frente al conflicto. Jue 6:23. Paz es la resolución del conflicto, es decir, la armonía entre personas Ro 5:1; Ef 2:14-15.

La paz es la armonía interna. Fil 4:7; Col 3:15; 1 Ts 5:23. La paz interna es esa coherencia personal que ha permitido a la persona, como resultado de la obra del Espíritu Santo, llagar a una resolución de sus conflictos interiores, una limpieza de su conciencia y un saneamiento de las cicatrices afectivas. 

 

  1. PACIENCIA Y BENIGNIDAD

Notas preliminares:

  1. La paciencia y benignidad no son virtudes apreciadas en nuestro mundo en la sociedad de consumo. Aquí pensamos en ciertos valores que nuestra sociedad exalta: por un lado el macho conquistador y por otro el dinamismo del activista.
  2. Nuestra sociedad de consumo apunta sus metas hacia la producción de bienes y muy poco al desenvolvimiento de buenas relaciones humanas. El énfasis de la educación está en las buenas notas que debe sacar el escolar, el título que alcance el universitario, los objetivos que produce el hombre de negocios. Todos vivimos en el afán de conseguir cosas. Muy pocos estamos deseosos de vivir.
  3. Por otra parte, la complejidad de la sociedad urbana crea un ambiente de individualismo que produce apatía hacia el otro.

 

¿QUÉ ES LA PACIENCIA?

Veamos primero lo que no es: No es quietismo. Para algunos la paciencia consiste en no hacer nada. Es decir, no meterse, no opinar, no ensuciarse.

No es resignación o fatalismo. Esto es muy semejante a lo anterior. Para ciertas personas la paciencia es aceptar la situación tal como está sin ningún deseo de cambiarla.

No es autocontrol. Para algunas personas la paciencia es la capacidad de frenarse frente a decisiones, acción y proyectos que precisan realización. Es decir, medir bien el tiempo. Este es el concepto estoico.

Veamos entonces lo que es en sentido bíblico.

  1. La paciencia, según la Biblia, es la perseverancia en la tarea dada por Dios, aún cuando otros hayan desertado.   
  2. Es aguardar la ira y el enojo frente al mal que haga el otro, con el fin de darle a la otra persona la oportunidad de arrepentirse, mejorar y crecer. 1 Co 13:7. Se usa este concepto de paciencia en al Antiguo Testamento al hablar de que Dios esta tardo para la ira Ex 3:6; Ef 4:2.
  3. Paciencia es tener una visión clara del fruto de Dios, que nos lleva a actuar en la oportunidad y el momento que Dios precisa. Aquí paciencia precisa de un concepto histórico de lo que Dios quiere hacer con su Pueblo.

Aplicación: Para que el creyente crezca en la paciencia, es importante que al mismo tiempo aprenda a leer los signo de los tiempos y el Reino del Señor. El creyente tiene que ubicarse dentro del calendario y la agenda de Dios.    

 

¿QUÉ ES LA BENIGNIDAD?

Conocemos por mencionar lo que no es:

Para algunos benignidad significa nada más que la capacidad de ser sociable o amigable. No es eso, y tampoco es sólo la virtud humanitaria o estoica de poder darse al otro.

Veamos lo que es, en sentido bíblico:

  1. Es el amor de Dios que fue y es derramado en nuestros corazones para abrirlos hacia otros. Ro 5:5
  2. La benignidad es una disposición de amor hacia todos, aún aquellos con quienes no congeniamos. Es una disposición a ser "dulce". Esta disposición rompe las barreras de clase, raza y cultura, y nos lleva a congeniar con personas con quienes humanamente no lo hubiéramos hecho.
  3. La benignidad es ser sensible en el amor. Es la capacidad de escuchar y estar atento al otro.

 

 

 

  1. BONDAD Y FE

Observaciones preliminares

  1. La bondad y la fe son una extensión de la paciencia y la benignidad. Las cuatro están íntimamente ligadas una a la otra.
  2. En cierto sentido la base para la bondad y la fe es la paciencia y benignidad.

 

¿QUÉ ES BONDAD?

Veamos lo que no es:

No es el sentimentalismo. No es, por ejemplo. sentir lástima por un mendigo y darle una limosna. Tampoco es la filantropía de un humanista. Es decir, no es la necesidad del hombre la que nos mueve.

 

Veamos lo que es en sentido bíblico:

  1. Ser bondadoso es hacer lo bueno, es decir, hacer lo que el Espíritu Santo desea hacer, con el fin de beneficiar a la otra persona en forma integral.
  2. Ser bondadoso, como fruto del Espíritu Santo, tiene como enfoque la voluntad de Dios. En otras palabras, es la extensión del carácter de Dios a otro hombre. Por consiguiente ser bondadoso es tratar de cumplir la voluntad e Dios para el otro hombre.

 

¿QUÉ ES FE?

Veamos lo que no es:

No es credulidad. La fe aquí no es la ingenuidad de un niño tonto. Tampoco es la dependencia neurótica de un vago. Existen demasiados evangélicos que piensan que al "descansar" y no esforzarse; Dios contestará sus oraciones.

Lo que es en sentido bíblico:

  1. La fe es la visión de un visionario como Noé, He 11:7. es la visión de un loco a quien Dios llama a realizar su voluntad. He 11:8-9
  2. La fe es ver el potencial en el otro. Jesús al llamar a sus discípulos llamó a hombres muy ordinarios, pero vio lo que podían llegar a ser.
  3. La fe es la lealtad de fidelidad que permite que se consolide el grupo, el Cuerpo de Cristo.

 

  1. MANSEDUMBRE Y TEMPLANZA

¿QUÉ ES MANSEDUMBRE?

Observaciones preliminares:

  1. En el tiempo de Jesús, ésta fue una virtud rechazada por los estoicos que valoraban sobre todo la dignidad y la defensa de la persona. Ellos destacaban su "orgullo", o valor con serenidad.
  2. En nuestro mundo latino hablamos mucho de defender mi "nombre" o la lucha por la defensa contra daños morales. Ponemos mucho énfasis en que otros respeten nuestro nombre.
  3. Ser manso pues, en el mundo del tiempo de Jesús o en el nuestro,  es el rasgo del esclavo, del oprimido y del pobre, es decir, es de la persona que ha tenido que aprender a aceptar, callarse y someterse.

Veamos lo que no es:

  1. No es ser cobarde. La mansedumbre no se acobarda frente a la violencia del otro. No es falta de carácter.
  2. No es el acomodamiento del que busca proteger el status qou y la defensa de "sus bienes"

 

Vemos lo que es bíblicamente:

  1. La mansedumbre es una estrategia de no violencia, que se opone a las relaciones degeneradas. Mt 21:5, compare 2 Co 10:1-5; Gá 6:1. La mansedumbre no agrede al otro, sino que lo desarma.
  2. La mansedumbre es la capacidad de asumir, la agresividad del otro en sí, para amarle, es decir, liberarle en Cristo. El ejemplo mayor de esto es Jesús frente al Concilio, Pilato y Herodes. 1P 3:15-16.
  3. Es la agresividad del amor que absorbe la agresividad del otro y le hace humano. Mt 5:5

 

¿QUÉ ES TEMPLANZA?

Notas preliminares:

Esta virtud fue muy cotizada en el mundo griego. El hombre templado es aquél que no está bajo el control de nadie, pero controla o gobierna todas las cosas. Esta autodisciplina le lleva a la libertad. El proceso de elevarse mediante la auto-disciplina o sea por el ayuno, ejercicios que torturan el cuerpo, etc. Por ejemplo, en Esparta existe el dibujo del lobo comiéndose las entrañas del corredor, mientras el corredor no se inmuta.

Veamos lo que no es:

La templanza no consiste en reprimir la identidad de uno. Tampoco es una virtud que se busca a solas como un fin en sí misma.

Veamos lo que es bíblicamente:

  1. Es la autodisciplina de nuestros apetitos y fantasías, no como fin en sí; sino como servicio a otros. Estudie con cuidado 1 Co 9:23-27. Pablo aquí, vers. 25, se abstiene de ciertos derechos como el matrimonio. (véase la primera parte del capítulo) para servir a los demás hermanos.
  2. Es la autodisciplina que pone todo bajo el Señorío de Cristo para vivir libremente (Fil 4:11-13; P.1:5-10), con el fin de ser "dueño de sí mismo" (Tito 1:8)

 

FRUTOIMITACIÓNCORRUPCIÓNOPUESTO
AmorSentimentalismoLujuriaOdio
GozoDiversiónExcitaciónMiseria
PazCalmaApatíaAlboroto
PacienciaDurezaInsensibleImpenitencia

Benignidad

Amabilidad

PermisibleIndulgenciaCrueldad
BondadRespetableHipocresíaMaldad

Fe

Fidelidad

ResignaciónCréduloCinismo
Mansedumbre HumildadDebilidadImpotenciaBrutalidad
TemplanzaRígidoNeuróticoLicencioso