Características del Dador




1. Da libremente de sus pertenencias y de su dinero, tiempo, energía y amor.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Nótese que quienes tienen el don de dar, dan más que solo dinero. Si tienen dinero, lo dan generosamente, pero también dan de todo lo que poseen. Dan generosamente todo lo suyo. Y, cuando han madurado bastante en su don, dan sin ningún motivo oculto. Simplemente se convierten en canales que el Señor utiliza para la distribución de sus recursos, porque están convencidos de que todo le pertenece a Él.





2. Disfruta de dar sin que otros lo sepan.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Jesús tuvo mucho que decir sobre no publicarlo por todas partes cuando hacemos una contribución.

“Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención… Por eso, cuando des a las necesitados, no lo anuncies al son de trompeta… para que tu limosna sea en secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará” (Mateo 6:1, 2-4)

Quienes tienen el don de dar no desean que se les aclame o elogie. Ellos sólo quieren complacer a su Padre celestial. El gozo que reciben de Él es recompensa suficiente para ellos. Muchas veces harán grandes esfuerzos para asegurarse de que otros no se enteren de sus donación.





3. Quiere sentirse parte de los ministerios a los cuales contribuye.

Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Los dadores dan a los ministerios en los cuales tienen confianza, aquellos que están compartiendo el evangelio de manera eficaz. Por lo tanto, ellos no dan solamente dinero, sino que también se involucran de otras maneras. Oran por el ministerio, escriben cartas de ánimo, envían paquetes a los necesitados, y algunas veces hasta se presentan en persona a la sede del ministerio para ayudar con el trabajo





4. Intercede por las necesidades y por la salvación de las almas.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



No es raro que quienes tienen el don de dar despertar a la medianoche con una “carga” por alguien.

Quienes tienen el don de dar usualmente mantienen una lista de las personas que necesitan recibir salvación. Ellos interceden fielmente hasta que con gozo puedan quitar un nombre de la lista. Cuando uno le pide a un grupo orar por la salvación de un pariente o vecino, el que tiene el don de dar le dará seguimiento a su petición. Otros pueden tener la intención de hacerlo, pero pronto lo olvidarán. Sin embargo, el que tiene el don de dar no lo olvidará. Sobre todas las cosas, él desea que las personas vengan al reino de Dios.





5. Se siente complacido cuando su dádiva es la respuesta a una oración específica.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Los que tienen el don de dar saben que su don se usará mejor cuando son guiados a dar por el Espíritu Santo. Por eso se gozan mucho cuando alguien dice, por ejemplo: “¿Cómo supiste que necesitaba eso? Es una respuesta a mis oraciones.






6. Quiere que sus obsequios sean de buena calidad


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Cuando los dadores dan, dan lo mejor. Son muy generosos y hasta despilfarradores. Ellos quieren que sus obsequios sean de la más alta calidad que puedan costear. Si no pueden comprar un obsequio, confeccionarán uno, con gran creatividad y mucha habilidad.





7. Da únicamente cuando es guiado por el Espíritu Santo.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



No se puede presionar a un dador maduro a que dé. Ellos sólo dan de acuerdo a la guía del Espíritu Santo





8. Da para apoyar y bendecir a otros o para el avance de algún ministerio.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Cuando los dadores escogen un ministerio para ayudarlo con su apoyo financiero, lo examinan muy bien para asegurarse de que 1) difunden el evangelio de manera eficiente, y 2) los gastos indirectos y administrativos no gasten una cantidad excesiva de las donaciones.  

Algunas veces el que tiene el don de dar quiere ser una fuente de bendición anónima para aquellos que tienen necesidades genuinas.





9. Ve la hospitalidad como una oportunidad de dar.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Al igual que la persona con el don de servicio, a quien tiene el don de dar le gusta practicar la hospitalidad. Desde afuera, esta característica se ve igual en personas con ambos dones. Sin embargo, su punto de vista interior difiere. El servidor ve la hospitalidad como uno oportunidad de servir; el dador la ve como una oportunidad de dar.





10. Maneja las finanzas con sabiduría y prudencia.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Quienes tienen el don de dar manejan muy bien el dinero. A decir verdad, son las personas que mejor lo hacen. Son muy cuidadosos, cautelosos, y hasta un poco tacaños con sus propios gastos. Ellos no despilfarran el dinero.

Quienes tienen el don de dar, también son excelentes tesoreros para cualquier tipo de grupo. Son excelentes miembros de los comités de finanzas, y también excelentes contadores.





11. Rápidamente se ofrece para ayudar donde hay alguna necesidad.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5


 

Esta es otra característica que tienen tanto el dador como el servidor. Sin embargo el servidor tiende a ofrecerse primero  para suplir alguna necesidad, mientras que el dador ofrecerá su ayuda una vez que alguien haya identificado la necesidad.

Si alguien está enfermo u hospitalizado, quienes tienen el don de servicio y el de dar le llevarán comidas, incluso antes que alguien piense en organizar tal acto de bondad.





12. Busca confirmación en cuanto a la cantidad de dar.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Steve compartió con nosotros que él y su esposa, siempre oran acerca de la cantidad de dinero más allá de su diezmo que deben dar a individuos u ministerios. “Nos damos cuenta que por lo menos el ochenta por ciento del tiempo Judy y yo sentimos ambos que debemos dar la misma cantidad - dice Steve - . Es tan preciosos tener esa confirmación.





13. Tiene fuertes convicciones en cuanto a diezmar y dar más del diezmo.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Las personas con el don motivacional de dal nunca pensarían retener parte de su diezmo para sí mismo. Para ellos, eso sería robarle a Dios. Ellos creen que todo lo que poseen: dinero, casa, carro y todas sus otras pertenencias son de Dios. Ellos se ven como mayordomos de los recursos de Dios. El diezmo es lo mínimo que dan. GEneralmente dan más que eso, muchas veces el veinte o el treinta por ciento de su ingreso, o más.

En un libro sobre Robert Gilmour LeTourneau, un famoso inventos-fabricante con el don de dar, el biógrafo escribe: “En el asunto de dar R.G LeTourneau se considera un mayordomo del dinero que Dios ha puesto a su disposición. Él ha dicho repetidas veces que da el noventa por ciento de sus ganancias a la obra del Señor.” En el momento en que escribía el biógrafo, veintiocho años antes que LeTourneau muriera, él ya había donado doce millones de dólares a las misiones y a otras obras cristianas.





14. Se enfoca en predicar el evangelio.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5


Los dadores son evangelistas por naturaleza. Hemos descubierto que incluso de niños (siempre y cuando conocen al Señor), los dadores intentan llevar a otros niños al Señor. Da el evangelio como sus posesiones.






15. Cree que Dios es la fuente de su provisión  


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Debido a que desde su punto de vista, todo le pertenece a Dios, los dadores entienden que lo que el cristiano debe hacer es simplemente distribuir el dinero y los recursos donde Él le diga. Por lo tanto, si la provisión se agota, el dador razona que es la responsabilidad de Dios suplir lo que se ha agotado. Mientras tanto, el dador se contenta con lo que tiene o, según el caso, lo que no tiene. Como Pablo, el daro conoce cómo tener abundancia y cómo padecer necesidad.   

A los dadores les encanta el versículo que dice: “Mi Dios, pues suplirá todo lo que os falte conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19).

Ellos tienen toda la confianza de que si son obedientes a la dirección de Dios en su vida, Él se encargará de suplir sus necesidades.

Aquí pareciera existir una paradoja. Por una parte, los dadores parecen ser los más capaces de ganarse bien la vida, mientras que al mismo tiempo son los que más tienden a vivir por fe.

Quizás el ejemplo más extraordinario de tan grande fe es el de George Muller quien vivió en inglaterra hace más de cien años. Empezó un hogar para niños y nunca le pidió que lo ayudara a suplir los gastos de su ministerio, sino solamente a DIos, sbi endo que sin duda alguna, Él tenía los recursos necesarios para suplir los gastos del ministerio al cual lo había llamado. Dios suplió sus necesidades al llevar a personas muy diversas a que llevaran o enviaran los recursos necesarios. Al final, se construyeron cinco hogares para niños en Ashley Down, los cuales cuidaban a 2.050 huèrfanos al mismo tiempo.

Hay la obra continúa según la estableció Mueller: aún no hacen campañas recaudadoras de fondos, sino que confían en que Dios les suplirá lo que necesitan.





16. Es muy diligente y tiende a tener éxito.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Pareciera que cualquier cosa que tocan los dadores se convierte en oro. Las obras en las cuales se involucran generalmente tienen éxito. ES verdad que los que tienen el don de dar trabajan duro, pero hay algo más. A nuestro parecer, Dios prospera a los dadores para que puedan dar aún más para la obra del evangelio. (Y por lo general eso es lo que hacen).





17. Tiene una habilidad natural para los negocios.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Quienes tienen el don de dar tienen facilidad para ganar dinero. Incluso en su niñez les atraen los “negocios”. Estos niños son los que suelen poner una venta de limonada, o ir de puerta en puerta distribuyendo “tarjetas de presentación” hechas en casa mediante las cuales se ofrece para lavar autos, cortar césped o cuidar a los niños. Quienes tienen el don de dar también ahorran dinero desde temprana edad.





18. Le gusta obtener la mejor calidad por el precio pagado.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



A los dadores no les gusta desperdiciar el dinero. Cuando dan, dan lo mejor. Pero cuando llega el momento de gastar dinero en sí mismos, son frugales. Compran cuando hay ofertas y rebajas. Una persona con el don de dar dijo una vez: “Nunca he comprado una prenda de vestir para mí misma al precio normal. Busco ropa que está en liquidación o espero las rebajas de fin de temporada.”





19. Definitivamente no es crédulo.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



En nuestra opinión, Dios ha dotado a los dadores con esta característica para protegerlos de aquellos que intentarían apoderarse de su dinero. Los dadores no son fáciles de engañar. No se les puede embaucar. Esta cualidad se manifiesta en otras áreas, no sólo en el área financiera.





20. Posee la sabiduría natural y la que es dada por Dios.


Nunca

Rara vez

A veces

Usualmente

Mayormente

Siempre

Puntos

0

1

2

3

4

5



Quienes tienen el don de dar son justos e imparciales. Generalmente son más sabios que otras personas de su edad.